Otras voces: Infertilidad y sexualidad

¿Y SI NO SABEMOS FOLLAR?

Seré muy clara y espero no dejarme nada.

Cuando comenzamos en estos procesos nos pasan mil cosas por la cabeza y siempre llevan al mismo puerto: ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Porqué no llega el embarazo?  Llegas a tal punto de locura que la pareja llega a plantearse: ¿Y si es que no sabemos follar? Así, tal cual, aunque parezca una locura, hasta ahí llega el punto de frustración. Pero voy a intentar ir más lejos de esos pequeños detalles que al principio pueden hacernos hasta gracia.

Cuando pasan los meses y vemos claro que hay un problema de fertilidad, nuestra líbido baja, al menos en mi caso. Llegas incluso a sentirte culpable de disfrutar del sexo porque no están llegando al fin que deseabas. Yo llegué también a odiar por momentos mi cuerpo y a preguntarme cientos de veces: ¿Pero por qué ahora no funcionas? ¿Por qué ya no soy fértil? ¿Por qué a mi y por qué esto?

infertilidadowengent

By Owen Gent

La dictadura del palito

Otro punto que me parece súper importante resaltar, es el sexo y la ovulación. Cuando ya no es solo encontrar un momento en que te apetezca, es que tenéis que poneros de acuerdo en mantener relaciones porque el dichoso palito dice que es el día. Hay que hacerlo así, aquí y ahora. Estás pendiente del éxito de esas relaciones y dependes de ellas. En ellas está escrito si necesitarás finalmente reproducción asistida o no. Hay días que junto con mi pareja nos ha tocado un día en concreto, un día en que precisamente no teníamos ni puñeteras ganas o que simplemente teníamos un cansancio del copón.

Volver a casa con los brazos vacíos

Pero esa no es la peor parte. Lo peor nos llegó cuando nos toco volver a casa con los brazos vacíos, cuando consigues ese embarazo pero no llega a término. Eres madre igualmente, mujer y pareja. Sigues queriendo a tu pareja y cuando pasa el tiempo, vuelven también las ganas de volver a intimar. Pero una vez que decides que es el momento, y lo encuentras, la cabeza hace: ¡Boom! Y empieza la cadena de pensamiento: “¿Y si me duele? ¿y si nos ocurre lo mismo? Ya no me siento sexy…”. Sí, porque además no ves tu cuerpo igual que antes. Sientes que ha rechazado algo que tú tanto querías, y llegas a sentirte incluso menos femenina. Y después de todo este bucle de emociones y pensamientes, acaba pasando que no puedes, que lloras y te desesperas. Por qué cuando la infertilidad entra por la puerta lanza todos tus esquemas por la ventana.

infertilidad1

De disfrute a tarea

Lo que antes era nuestro momentazo (vuestro) se convierte en una tarea y no lo vives igual, no disfrutas, no sientes. Yo puedo dar gracias de que tengo una pareja que me entiende, se preocupa y vamos al mismo paso. Sí, lo más importante en todo este proceso es la comunicación y saber qué necesita y en qué momento esta cada uno.

Todo cambia pero también nos enseña y nos enseña cómo somos y como es la persona que nos acompaña. Solo os puedo decir que poco a poco todo vuelve, aunque con cambios, vuelves a poder disfrutar del sexo y de la sexualidad. Porque como dice mi queridísima Pao, las madres también follan.

Texto escrito por Pam, podéis seguir su trabajo de visualización de la infertilidad en su cuenta de instagram @untrocitodepam

infertilidad2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s